PURAGUÁ - AREA DE MANEJO Y CONSERVACIÓN DE LA DANTA DE MONTAÑA

En los Andes meridionales de Colombia existe una zona de conservación que podría albergar una población de alrededor de 500 dantas de montaña, es decir, el 20% de la población mundial de la especie. Esta área de alrededor de 250.000 hectáreas, está compuesta principalmente por el Parque Nacional Puracé, el Parque Nacional Cueva de los Guácharos y el Parque Natural Regional Corredor Guácharos-Puracé. Pero más allá de los límites de estas áreas protegidas, el hábitat de la danta de montaña se extiende en diferentes direcciones, constituyendo un gran refugio natural para la especie, que si se gestiona con criterios científicos y técnicos, podría convertirse en la gran oportunidad para la conservación de la especie, no sólo en Colombia, sino en toda su área de distribución.

El objetivo principal de este proyecto es consolidar un área de manejo y conservación de la danta de montaña que sirva como reservorio genético para la especie, manteniendo una población viable con mínimo riesgo de extinción a largo plazo. La labor del PDM consiste en diseñar dicha área basándose en un análisis cuidadoso de la distribución efectiva y los patrones de dispersión de la especie en la región, de manera que se logre la integración de una gama de hábitats que puedan albergar una población de cientos de individuos y por un período de tiempo indefinido.

Otro objetivo del proyecto es desarrollar una investigación ecológica que nos permita ampliar nuestros conocimientos sobre aspectos clave de la gestión y conservación de la danta de montaña en toda su área de distribución. Para ello, esperamos establecer un par de estaciones de campo en sitios clave del área de manejo, a fin de contar con equipos de investigación que estén permanentemente recolectando y analizando datos de campo, así como contribuyendo al monitoreo de la especie con miembros de la comunidad que son parte fundamental del proyecto. Se establecerán acuerdos con universidades nacionales y extranjeras para atraer a jóvenes investigadores al área de estudio, con el fin de fomentar la producción científica y fortalecer el manejo informado del área de conservación de la danta de montaña.

El área de manejo de la danta de montaña, conocida como Puraguá, debido a que conecta las poblaciones de danta de montaña desde el PN Puracé hasta el PN Cueva de los Guácharos, está dividida en diferentes sectores, dependiendo de los límites administrativos, pero parte de la labor del PDM es llegar a acuerdos entre los diferentes organismos ambientales de la zona, de manera que un esfuerzo coordinado pueda aumentar la efectividad del manejo del área.

Esperamos que el modelo de gestión que estamos desarrollando en este proyecto piloto, pueda ser adoptado en otras regiones de Colombia y eventualmente de Ecuador y Perú, donde todavía hay poblaciones de danta de montaña.

UN AREA ESTRATÉGICA

El Área de Manejo y Conservación de la Danta de Montaña Puraguá es un área estratégica para la conservación de la danta de montaña por varias razones:

  1. Alberga una población de dantas de montaña probablemente lo suficientemente grande como para garantizar conservar la especie en la región.
  2. Es un área natural que conecta la biota de los Andes orientales y centrales de Colombia.
  3. Alberga una población clave que puede permitir el flujo genético entre las poblaciones de dantas de montaña de los Andes centrales y orientales de Colombia.
  4. Las comunidades locales están organizadas y participan en la vigilancia de la biodiversidad en diferentes sectores de la zona desde hace más de un decenio.
  5. Existe una importante labor previa en el Parque Regional Guácharos-Puracé, que puede ser replicada en otros sectores del área de manejo.

ANTECEDENTES

En 2007, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), declaró reserva natural regional la franja de ecosistemas naturales que estructuralmente mostraba una conexión entre los parques nacionales Puracé y Cueva de los Guácharos en el sur del departamento del Huila, y que a su vez forma parte del Macizo Colombiano .

Como una de las estrategias de CAM para proteger esta área de reserva natural, se implementó un programa de monitoreo de la biodiversidad basado en la comunidad. Con este fin, comenzó a promover la formación de organizaciones ambientales locales, a las que se les proporcionó cámaras infrarrojas y otros equipos, y se les instruyó en su uso.

La estrategia de CAM tenía un doble objetivo. Por un lado, se involucró a las comunidades locales de diferentes partes del parque regional en las acciones de conservación de la biodiversidad y, por otro lado, se generaron importantes bases de datos a partir de los registros fotográficos obtenidos con cámaras infrarrojas.

CONTEXTO ACTUAL

A partir de 2018, el Proyecto Danta de Montaña (PDM) comenzó un trabajo de colaboración con la CAM y el grupo comunitario Asociación Huellas del Macizo, en el que, a petición de estas organizaciones, se comenzó a organizar y analizar parte de la información existente, al mismo tiempo que se diseñó una estrategia para realizar investigaciones con metodologías científicas que permitieran responder a diversas preguntas sobre la biología y la ecología de la danta de montaña, así como sobre el papel del corredor biológico como ruta de dispersión de la biodiversidad entre las cordilleras andinas centrales y orientales de Colombia.

A partir de agosto de 2019 se inició un muestreo preliminar sobre el terreno para ensayar metodologías con técnicos locales. Se hicieron los primeros acercamientos a las comunidades locales y se establecieron dos estaciones permanentes de fototrampeo.

Para abril de 2020 se decidió extender la iniciativa más allá de los límites del Parque Regional Guácharos-Puracé, teniendo en cuenta que la distribución de la danta de montaña supera los límites de esta área protegida. Así surgió la idea de un área de manejo y conservación de la especie y se concibió el Área de Manejo de la Danta de Montaña Puraguá.

La palabra Puraguá denota un área natural que además de estar asociada a la danta y a otras especies como el oso andino, está asociada al agua pura y dulce que se genera en el Macizo Colombiano y de la cual depende gran parte de la población humana de Colombia, así como los ecosistemas y especies silvestres de fauna y flora. Puraguá también mantiene la idea de una zona asociada a los parques nacionales Puracé y Cueva de los Guácharos.

AVANCES

Se han obtenido miles de imágenes de cámaras trampa y el muestreo continúa en el campo. Un acuerdo con la agencia oficial del medio ambiente CAM permitirá analizar los datos adicionales recogidos durante una década por los grupos de vigilancia locales.

Mountain tapir camera trap

Dos estaciones de monitoreo están permanentemente activas en dos salados naturales y esperamos activar ocho más antes de finales de 2020. Una organización de base comunitaria está a cargo de la operación de las estaciones de monitoreo activas y más grupos se unirán al proyecto en los próximos meses.

Se ha iniciado un proceso de educación sobre la especie con la participación de la autoridad ambiental (CAM) y organizaciones ambientales comunitarias. Las escuelas locales participarán en el proyecto a través de una estrategia de educación participativa.

COMPONENTE EDUCATIVO

Dada la importancia de dar continuidad al proyecto Puraguá a largo plazo, se incorporó un componente educativo basado principalmente en la creación de proyectos ambientales en las escuelas rurales situadas en las proximidades de los territorios de la danta de montaña.

Los estudiantes que participan en esos proyectos se encargan de difundir información sobre la especie dentro de las comunidades, al tiempo que realizan actividades de recopilación y análisis de datos sobre el terreno, como un tipo de educación práctica.

En algunos casos, los estudiantes se encargan de analizar las bases de datos del proyecto, incluido el análisis de las imágenes de los tapires procedentes de las cámaras de infrarrojos, tratando de reconocer los tapires que viven cerca de ellos. Los estudiantes también desarrollan actividades centradas en las artes o se capacitan en temas como la observación de aves, la guianza del ecoturismo, la fotografía y el vídeo de naturaleza, etc.

SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL

Uno de los objetivos del proyecto del Área de Manejo de Conservación de la Danta de Montaña de Puraguá es promover iniciativas productivas dentro de las comunidades rurales que viven cerca de las dantas de montaña. Para ello, a través de un trabajo conjunto con los líderes ambientales locales, construimos proyectos relacionados con el uso responsable de la biodiversidad, para reducir las presiones sobre los hábitats naturales de la especie.

El objetivo de este programa es mejorar el nivel de vida de las poblaciones humanas locales, de manera que los agricultores estén motivados a conservar la danta de montaña después de encontrar una relación entre la presencia de la especie y los beneficios para sus comunidades.

Algunos de los proyectos que están empezando a ser promovidos por el Proyecto Puraguá están relacionados con la mejora de la seguridad alimentaria de las familias vulnerables que viven cerca del hábitat de la danta, que en muchas ocasiones deben depender de la transformación de los ecosistemas naturales como única alternativa para cubrir sus necesidades básicas.

Nuestro principal objetivo es preservar y, en la medida de lo posible, restaurar las zonas de bosque y páramo de las que depende la danta de montaña a lo largo de la zona de Puraguá. Si logramos la protección de los hábitats, podremos ganar tiempo para comprender mejor la ecología de la especie y poner en práctica las acciones que mejor se ajusten al propósito de lograr el mantenimiento de los procesos ecológicos y la dinámica natural de la población de la especie.

Tiene inquietudes sobre nuestra iniciativa? Escríbanos y pronto nos comunicaremos con usted

El Macizo Colombiano, donde se encuentra el proyecto Puraguá, es una de las áreas más importantes para la conservación del agua dulce en Colombia. Algunos de los ríos más importantes que cruzan el país nacen aquí.

Scroll Up